Sidra Vasca ¡¡¡Txot!!!

Sidra Vasca ¡¡¡Txot!!!

¡Txotx! Este grito da comienzo a una de las tradiciones vascas más ancestrales, que reúne a cuadrillas y familias alrededor de la buena comida y la buena sidra vasca. Porque la sidra natural es más que una bebida en Guipúzcoa. Es una forma de socializar, de divertirse, y de disfrutar de la compañía de las personas que más quieres bajo un ambiente festivo.

 

Pasados mediados del siglo XX la producción llega a sus mínimos históricos desde que se recuerda, debido al mayor gusto por el vino.

En época de elaboración de la sidra (a principios de enero), los sidreros iban de caserío en caserío probando los resultados conseguidos por sus vecinos, comparando los éxitos o fracasos de cada uno de ellos.

Como beber sin picar algo es “pecao” en Euskadi, acompañaban los tragos de sidra con queso, nueces o un poco de bacalao. Lo que tenían por casa.

Poco a poco, amigos de estos vecinos que hacían sidra, y gente a la que le gustaba la bebida, empezaba a ir a las sidrerías (en Euskadi las sidrerías son los lugares donde se elabora la sidra, el lagar, o sagardea en vasco) con su propia comida, para así degustar este jugo de manzana y no caer en redondo por tomarla con el estómago vacío.

Y aquí, uno de estos sidreros pensó. ¿Y si pongo yo la comida y así gano más? Dicho y hecho, las sidrerías empezaron a tener un restaurante al lado de las barricas, en el que ofrecían el típico menú de sidrería: chorizos a la sidra, tortilla de bacalao, chuletón y queso con nueces y membrillo.

Esto fue todo un éxito que fue aumentando año tras año, hasta llegar a la fiebre que hay actualmente por la sidra, por su elaboración, y por todo lo que envuelve a esta tradición tan vasca.

Cómo es la experiencia de tomar sidra vasca en una sidrería de Euskadi.

Cuando nos acercamos a una sidrería vasca, hay que tener en cuenta que aquí se viene a comer y pasarlo bien al modo vasco.

En cuanto a la comida, qué decir. Suele haber un menú tradicional de sidrería, que como ya decía antes es de chorizos a la sidra, tortilla de bacalao, chuletón y queso con nueces y membrillo. Contundente, riquísimo.

Siempre ofrecen otras opciones para gente vegetariana, vegana, o si no tenemos ganas de comer eso, siempre con la calidad gastronómica que caracteriza a esta región. Así que vas a terminar más que saciado.

 

sidra vasca txotx

 

Si queréis más información, os aconsejamos visitar esta sección de un blogero que paseó por el país Vasco visitando sidrerías: MACHBEL

Desayuno con energía.

Desayuno con energía.

Si en el desayuno no sabéis qué hacer, ¡¡¡venid a vernos!!!

Si por distancia o tiempo no podéis, os dejamos unos desayunos muy saludables para que empecéis el día con energía y ganas, ¡con una sonrisa en la cara!

Yogur con muesli.

Si lo tuyo es empezar la mañana con algo delicioso y disfrutando de los sabores y las texturas, a parte de no ser un desayuno muy pesado, te proponemos esta recetilla que hace las delicias de los paladares más exigentes.

En un cuenco pones yogur griego (o el yogur que suelas consumir de forma habitual, pero recomendamos sin sabor artificial), le echas dos cucharadas XXL de muesli, algunos frutos rojos (¡nos encantan los arándanos y las fresas!) y un chorreón de miel o de sirope de agave.

¡¡¡A ENGULLIRTE EL DÍA!!!

Desayuno yogur muesli

Porridge.

Este desayuno con un nombre tan raro os lo presentamos hoy con mucha ilusión.
Es un desayuno que os va a dar energía para toda la mañana, fácil de hacer aunque requiere un poco de elaboración y muy versátil.
¡¡¡Especialmente indicado para deportistas!!!

-Una taza y media de leche (puede ser también agua, o usar leche de almendras/avena/soja…).
-Una taza de copos de avena.
-Plátano (o frutas a vuestro gusto).
-Frutos secos.
-Miel (o sirope, o azúcar moreno, algo para endulzar).
-Cualquier cosa que os guste y queráis echarle como virutas de chocolate, semillas de amapola, sésamo, frutos rojos, canela en polvo (la canela en polvo le sienta especialmente bien) ¡¡¡probad!!!

Se pone en un cazo a hervir la leche con los copos de avena y se va removiendo, controlando que no se peguen.
Cuando la textura es de una pasta espesita, cremosa, retiramos del fuego y dejamos que se asiente.
Volcamos en un bol y decoramos con fruta, frutos secos, edulcorante… ¡Todo lo que nos guste!
¡¡Que aproveche y de nada!!! 😉

Desayunos porridge

“Gachas de avena: conocidas simplemente como porridge (‘gachas’) en el Reino Unido, Australia, Irlanda, Nueva Zelanda y Canadá, y como oatmeal (‘harina de avena’) u oatmeal mush (‘puré de harina de avena’) en los Estados Unidos. Son también un desayuno tradicional en Escandinavia e Islandia, conociéndose como havregrød en Dinamarca, havregrynsgröt en Suecia, havregrøt en Noruega, hafragrautur en Islandia, y kaurapuuro en Finlandia. Se han hallado gachas de avena en los estómagos de cuerpos preservados de humanos del Neolítico en el centro de Europa y Escandinavia.”

Zumo de naranja y tostadas.

Todo un clásico que se merece una especial atención. El zumo nos aporta hidratación y vitaminas. La consistencia de las tostadas, que las preferimos con tomate y jamoncito y un chorreón de aceite, nos aportan energía y nos sacian el resto de la mañana. Y, por supuesto, ¡¡¡están buenísimas!!!

Desayunos

El desayuno es la comida fundamental del día, ya que consumirlo o no, nos afecta de forma notable a corto y a largo plazo. Algunas consecuencias de no desayunar (o sólo beber un poco de café) son decaimiento general, mal humor, falta de concentración, bajo rendimiento físico e intelectual debido todo ello fundamentalmente a la falta de glucosa, lo que a su vez supone una alteración de nuestro organismo. Desayunar eleva los niveles de glucosa en la sangre, y de esta forma ayuda al cuerpo a funcionar con mayor efectividad. El rendimiento diario mejora con un desayuno adecuado ya que ayuda a memorizar, concentrarse y aprender.

Asimismo, se ha demostrado que los niños que no desayunan o que sólo toman un vaso de leche, rinden menos en el colegio que los que ingieren un desayuno adecuado.

Estudios recientes afirman que el desayunar ayuda a acelerar el metabolismo, lo cual es un factor beneficioso para prevenir la obesidad.

Txoko La Moraleja. Por Berta Rivera.

Txoko La Moraleja. Por Berta Rivera.

Txoko La Moraleja

El txoko no es un lugar, es todos los lugares que arrancan una sonrisa a quienes los recuerdan porque el txoko es, en el País Vasco, el lugar de encuentro de los amigos, el rincón en el que comenzaba lo bueno del día o del fin de semana; los mejores momentos de la juventud comenzaban siempre en el txoko.

Pues bien, ahora tenemos un Txoko en Madrid, en La Moraleja, un restaurante bello y luminoso, con cocina vista y una carta de lo más apetecible; entre sus propuestas se imponen las carnes, pescados y verdudas a la parrilla porque aquí la gastronomía tiende a la sencillez en la preparación y la alta calidad en los ingredientes, se trata de una propuesta gastronómica que sabe al txoko, es decir, al norte de España.

¿Cómo te suenan unos huevos rotos trufados con jamón? ¿y una tortilla de bacalao o unos pimientos del piquillo rellenos de txangurro? Espárragos a la parrilla, ensalada de cogollos de Tudela, antxoas de Santoña, kokotxas al pil pil, merluza a la bilbaína, chuletitas de lechal, calamar a la brasa, hamburguesa de buey, chuletón a la parrilla, salmón marinado en miso… ¿y de postre? porque no se puede comer como un vasco y privarse del postre ¿qué tal pantxineta con helado de brownie?

Éstos son sólo algunos de los deliciosos platos que podrás degustar -y disfrutar- en el Txoko de La Moraleja, un lugar que, para hacer honor a su nombre, tiene menús especiales para grupos, para que hagas de su establecimiento tu lugar de encuentro en Madrid.

Fuente: Loff.it

Para Cuaresma.

Para Cuaresma.

Haciendo honor a estas jornadas gastronómicas pasadas sobre el bacalao y a las fechas que comienzan ya, la Cuaresma, vamos a presentar una receta sencilla y fácil, a parte de deliciosa.
Garbanzos con bacalao.
En Cuaresma no se puede consumir carne los viernes de vigilia, así lo dicta la norma, y así nos da la posibilidad de hacer muchísimas recetas sin tener que usarla. Nuestras raíces vascas nos llaman a presentar esta receta de garbanzos con bacalao para pasar la Cuaresma súper a gusto.

Para Cuaresma:
“Ingredientes para hacer Garbanzos con Bacalao y Espinacas (para 4 personas):

-1 vaso y medio de garbanzos secos (sin remojar) (unos 300 gramos).
-300 gramos de bacalao desalado (ver al final de la receta como desalar bacalao).
-300 gramos de espinacas frescas (puedes encontrar bolsas con esta misma cantidad).
-2 tomates grandes (unos 500 gramos en total).
-2 cebollas medianas (unos 250 gramos cada una).
-1 zanahoria mediana.
-1 cabeza de ajo más 2 dientes de ajo.
-6 cucharadas de aceite de oliva (unos 60 ml).
-1 cucharada pequeña de pimentón dulce.
-1/3 de una cucharada pequeña de comino molido.
-3 clavos de olor (esto es una especia).
-2 hojas de laurel.
-sal.
-agua.

Receta para hacer Garbanzos con Bacalao y Espinacas (para cuatro personas):

Lo primero es poner los garbanzos en remojo la noche antes (deben estar entre 10-12 horas en remojo) para que se pongan gordos y un poco más blandos. Ten en cuenta que los garbanzos doblan aproximadamente su peso tras este remojo, así que si en vez de garbanzos secos empiezas las receta con garbanzos remojados necesitarás el doble de la cantidad marcada (en este caso serían unos 600 gramos de garbanzos remojados).
Cuando estén los garbanzos remojados podemos empezar la receta. Escurre los garbanzos y ponlos en una olla con un litro de agua (4 vasos de agua).
Pela la cebolla y clávale los clavos de olor.
Pela la zanahoria y quítale la piel externa a la cabeza de ajos.
Pon en la olla junto a los garbanzos la cebolla con los clavos, la zanahoria, 1 hoja de laurel y la cabeza de ajo. Pon a fuego medio-alto.
Mientras se van cociendo los garbanzos vamos a preparar el sofrito de nuestro potaje de vigilia. Pela la otra cebolla y pícala bien fina. Pela los 2 dientes de ajo y pícalos finamente. Coge una sartén grande (después añadiremos las espinacas así que no nos vale una sartén pequeña) y pon el aceite a calentar a fuego medio. Añade a la sartén 1 hoja de laurel y la cebolla. Cuando la cebolla esté transparente añade el ajo.
Mientras se sofríen ajo y cebolla tenemos que pelar los tomates y quitarles las semillas. Luego picamos los tomates muy, muy finamente. Cuando ajo y cebolla estén listos añadiremos el pimentón y el tomate a la sartén y sofreiremos durante unos 10-15 minutos hasta que el tomate pierda el sabor a crudo.
A continuación añade las espinacas a la sartén (si no te caben todas a la vez mejor añade la mitad, deja que bajen de volumen y añade el resto). Saltea durante un par de minutos y reserva todo.
Ahora toca esperar que los garbanzos estén tiernos. Vigila que no se queden sin agua. Los garbanzos deben estar siempre cubiertos por un poquito de agua (uno o dos dedos). Cuando los garbanzos estén tiernos retira las verduras (cebolla, zanahoria y cabeza de ajo) escurre el agua en un cacharro (hay que reservar el agua por si nos hace falta más adelante). Añade a los garbanzos el sofrito que hemos preparado (cebolla, ajo, tomate y espinacas). Remueve bien y si queda muy espeso añade un poco del agua de las cocción de los garbanzos que tienes reservada.
Pon al fuego y añade el comino y el bacalao desalado desmigado o cortado en trozos del tamaño que más te guste. Mezcla con cuidado (mejor hacer un movimiento de vaivén con la olla) para que no se desmorone el bacalao. Deja al fuego unos minutos hasta que el bacalao esté cocinado (se cocina muy pronto).
Es el momento de probar de sal, ten en cuenta que el bacalao aporta una buena cantidad de sal. Si es necesario ajusta añadiendo un poco más de sal y listo.
¡¡¡Fuera de la cocina y a comer!!!

Javi recetas.”

“En el rito latino, la Cuaresma comienza el Miércoles de Ceniza y termina justo antes de la “Misa de la Cena del Señor” en la tarde del Jueves Santo. La duración de cuarenta días proviene de varias referencias bíblicas y simboliza la prueba de Jesús al permanecer durante 40 días en el desierto previos a su misión pública. También simbolizan los 40 días que duró el diluvio, además de los 40 años de la marcha del pueblo israelita por el desierto y los 400 años que duró la estancia de los judíos en Egipto.

A lo largo del tiempo de Cuaresma, los cristianos son llamados a reforzar su fe mediante diversos actos de penitencia y reflexión. La Cuaresma tiene cinco domingos más el Domingo de Ramos (seis en total), en cuyas lecturas los temas de la conversión, el pecado, la penitencia y el perdón, son dominantes. No es un tiempo triste, sino más bien meditativo y recogido. Es, por excelencia, el tiempo de conversión y penitencia del año litúrgico. Por eso, en la misa católica no se canta el “Gloria” al final del acto penitencial (excepto el jueves santo, en la misa de la cena del Señor), ni el “Aleluya” antes del evangelio. El color litúrgico asociado a este período es el morado, asociado al duelo, la penitencia y el sacrificio a excepción del cuarto domingo que se usa el color rosa y el Domingo de Ramos en el que se usa el color rojo referido a la Pasión del Señor.”

 

Garbanzos bacalao para cuaresma

Jornadas Gastronómicas

Los amantes del Bacalao tienen una cita obligada en la SEGUNDA QUINCENA de Febrero en TXOKO LA MORALEJA.
¡Ven y disfruta de nuestras Jornadas Gastronómicas!
¡Te esperamos!

 

Jornadas Gastgronómicas Bacalo Txoko La Moraleja

 

El bacalao común, bacalao del Atlántico o bacalao de Noruega (Gadus morhua) es una de las cerca de 60 especies de una misma familia de peces migratorios. Vive en mares fríos del norte. Por lo general el bacalao es de tamaño pequeño, aunque algunos ejemplares pueden llegar a alcanzar los cien kilogramos de peso con un tamaño de hasta casi dos metros. Se alimenta de otros peces más pequeños, como el arenque.

El origen etimológico presenta ciertas dudas, a pesar de que la RAE afirme que procede del euskera bakailao, y éste a su vez del neerlandés bakeljauw, variante de kabeljauw, que justifica el cabillaud francés, que se refiere al bacalao fresco frente al seco, morue.

Usos del bacalao

El bacalao en salazón es una forma procesada de bacalao que consiste en practicarle la desecación mediante sal (salazón). Esta presentación hace que se pueda conservar en un lugar seco durante varios meses. El bacalao es apreciado por su carne y por el aceite de su hígado. El aceite de hígado de bacalao es extremadamente rico en ácidos grasos Omega-3 así como en vitamina A y vitamina D.2 De hecho, estas propiedades fueron muy explotadas durante años, suministrándose el aceite crudo a los niños como complemento alimenticio para la fijación del calcio en los huesos.

Otras especies comestibles similares incluyen el abadejo, el bacalao del Pacífico y el eglefino. Este último, en particular, ha sido esquilmado por las redes de arrastre de los grandes barcos factoría.

El bacalao también es objeto de pesca abusiva en el Atlántico norte, donde, desde el siglo XVI, faenan los barcos europeos, especialmente en Terranova y Gran Sol. La importancia económica, social y cultural de esta pesca se pone de manifiesto por los numerosos enfrentamientos entre las potencias por el control de los caladeros, que es el origen del actual sistema de Derecho internacional marítimo, del desarrollo de asentamientos humanos de enorme importancia, y de muchas obras literarias.

El bacalao puede consumirse congelado o seco, siendo habitual la salazón para su conserva en seco. Este último permitió durante siglos a numerosas poblaciones continentales europeas disponer de reservas proteínicas, el bacalao seco contiene 62 gr por cada 100 gr de porción comestible3 y 17,81 sin desecar.4 De hecho, muchos de los viajes de los navegantes ibéricos no hubieran sido posibles sin contar con este producto.

Existen numerosísimas recetas para cocinar el bacalao, agrupándose en cinco grandes familias culinarias: crudo (esqueixadas, sushis), asado (á brasa), en salsa (a la vizcaína), con aceite (pil-pil, á Braz), con crema de leche o mantequilla (com natas, conventual) y dulce (a la mel). El bacalao “Club ranero” es una variante del bacalao al pil-pil a la que se le añade una fritada de pimientos. Debe su nombre al club ranero de Bilbao, cuando el cocinero Caraveriere tuvo que suplir con pimientos la falta de otros ingredientes.

El bacalao en sus diversas formas de preparación es plato común en países como España, Portugal, México (Cena Navideña), Jamaica, Panamá, Puerto Rico y República Dominicana. Es la comida más importante en Portugal.

Fuente: Wikipedia.

Restaurante Txoko La Moraleja

Restaurante Txoko La Moraleja

Txoko La Moraleja.
La palabra Txoko proviene de las tierras vascas, de los amigos… “la cuadrilla”, dónde se reunían para hablar, comer y beber en un punto de encuentro llamado Txoko.

Hoy queremos extender este lugar a nuestros clientes, para que se sientan como en casa y puedan disfrutar de nuestros desayunos, comidas, copas… de nuestra cocina sencilla y de calidad dónde predominan los platos a la parrilla.

Esperemos que disfruten de un entorno ideal dónde comer, disfrutar de la tranquilidad y buena compañía.

¡Les esperamos!